miércoles, 9 de octubre de 2013

ROBERTO ACHÁVAL, El último cantor de Pichuco

LA NUEVA BIOGRAFÍA TANGUERA DE EDITORIAL "EN UN FECA"
Autores: Gabriela A. Biondo - José A. L. Valle

El pasado domingo 06 de Octubre a las 17 hs, en el marco del 3º Festival Nacional de Tango CARLOS DI SARLI de Bahía Blanca, se presentó en la Confitería de la Estación Sud de esa ciudad, la biografía del cantor whitense Roberto Achával, quien se desempeñó en las orquestas de Luis “Palito” Bonnat, Osvaldo Piro, Omar Valente, Ernesto Baffa y Osvaldo Berlingieri, Osvaldo Tarantino, Roberto Pansera y Panchito Nolé, llegando a la cumbre ansiada por cualquier cantor de acompañar los últimos meses de actuación de Aníbal Pichuco Troilo -según él mismo “el sueño del pibe”.
La historia contada por Gabriela A. Biondo y José Valle con la colaboración de amigos, familiares y colegas, no es sólo el reflejo de la trayectoria de un artista sino el acercamiento a la vida de un hombre que, además de ser un gran músico y excelente cantante, fue una persona sencilla, incorruptible y amada.
“Es necesario, para quienes gustamos de saber lo que hay detrás de un gran talento –versa la introducción- conocer al hombre que guardaba Roberto Achával detrás del galán y poder así incorporar con mayor sensibilidad cada una de las vivencias que se contarán en este libro”.
La biografía tiene como prologuista a Sergio Raimondi, Director del Instituto Cultural de Bahía Blanca, y fue editada por “En un feca”, editorial que vio la luz con el libro biográfico “Carlos Di Sarli, El Señor con Alma de Niño” (2012) y hoy se encuentra orgullosa de su segunda producción tanguera.
“Oscar Aníbal Crudeli fue de esas personas que dejan huella inalterable en los corazones de la gente. Fue un gran compañero de trabajo, un excelente amigo, un marido enamorado, confidente, romántico y compañero y un padre excepcional, que a pesar de su trabajo contrarreloj no descuidó nunca su presencia en casa ni el amor por los hijos. Fue un profesional envidiable, responsable y con una conducta estricta a pesar del tentador ambiente nocturno”, cuenta Valle.
“Lo que más me entusiasmó en el inicio de este proyecto fue poder dejar plasmado por escrito el inmenso amor que unía a Cacho y a la negra –como conocen en White a Roberto y su esposa Juana Dodero. Ella lo tiene tan presente como cuando vivía a su lado, lo nombra, besa sus fotos, se emociona al contar las vivencias más sencillas a su lado… nunca vi un amor tan inmenso y atemporal, tan arraigado en esa mujer que lo adora y desea como cuando tenía 20 años. El tiempo y la muerte no la separó de su querido Cacho, que seguramente la está esperando con un mate caliente en algún rinconcito de este mundo, como solía despertarla cariñosamente en las mañanas”, contó Biondo.
La contratapa del ejemplar explica el por qué de la obra: “Un hombre que merece el amor y el respeto más allá de la muerte, un padre que fue –además- el mejor amigo de sus hijos, una persona para la cual nadie esboza un agravio, un profesional que mereció los mayores halagos sobre y debajo del escenario, un cantor que fue elegido por Troilo (el mayor intuitivo de la historia del tango en lo que a vocalistas refiere) y por la gente, un nombre que quedó marcado a fuego en la lista de los inolvidables, merecía el registro de su paso por esta circunstancia terrenal donde tanto se brindó. Para eso, estas páginas.
“Roberto Achával, Cacho, su ciudad natal, su familia, su carrera y sus maestros, Aníbal Troilo y el tango serán las guías que nos conduzcan por este camino nostalgioso del recuerdo para colocar una merecida estrella más en el cielo de los bahienses que dejaron su huella en la cultura popular argentina”.